Consejos para enseñarle a tu hijo a dormir

El sueño de los más chiquitos es un tema que desvela a muchos padres. Por eso, te acercamos estos consejos… ¡Sin dejar de considerar que cada niño es singular y único y el modo de acompañarlo a la hora de dormirse también lo será!

Que un niño pequeño aprenda a dormir de corrido, de modo saludable y con cierta constancia supone un trabajo para los padres y un aprendizaje para el chico. En este artículo les acercamos algunos consejos y datos importantes a tener en cuenta en este proceso. También les recomendamos que lean: “El sueño de los más pequeños. ¿Cómo acompañar el proceso irse a dormir en los bebés y niños chiquitos?”

Consejos para conciliar el sueño:

•Un bebé con mucho sueño, por lo general, tarda más en dormirse (a menos que esté “fusilado”), en cuyo caso, puede que descanse peor. Es el famoso “pasarse de sueño”.

•Es importante animarse a probar para saber con qué recursos cuenta el bebé. Ej.: Si nunca me animo a dejarlo en su cuna para que se duerma en lugar de hacerlo en brazos, no voy a saber si puede o no.

•Es importante hacer un corte. Aunque es necesario acompañar con amor y ternura, también es importante ser claro en el mensaje de que es la hora de dormir.

•Siempre intentar armar una rutina “pacificadora” a la noche (Baño, cuento, juegos tranquilos, mimos, canciones)

Consejos para sostener el sueño:

•No dar por sentado que apenas se despierta el bebé es que “quiere” despertarse. A veces hay que acompañarlo a que se vuelva a dormir.

•No acudir instantáneamente frente a cualquier sonido. A veces los bebés se quejan y siguen durmiendo.

•Para que pueda sostener el sueño, puede ser de gran ayuda el quedarse dormido en el mismo lugar que uno pretende que duerma toda la noche (por ejemplo, la cuna). Todos nos despertamos más de una vez a la noche (lo recordemos o no), pero seguimos durmiendo. Es muy importante que el bebé reconozca el lugar en el que se despierta para sentirse tranquilo y pueda continuar durmiendo.

Consejos generales:

•Para iniciar rutinas es mejor hacerlo en momentos tranquilos, en los que los padres sepan que cuentan con varios días seguidos (al menos una semana) en los que puedan sostener la misma conducta. No es recomendable iniciar rutinas o realizar cambios importantes en momentos movilizantes (finalización de licencia por maternidad, inicio del jardín o niñera, llegada de un hermanito, enfermedad, separación, etc).

•Es necesario tener siempre presente que es un aprendizaje tanto para los chicos como para los padres, y por ello, requiere de tiempo y constancia.

•Si es posible, es muy importante poder coordinar entre ambos miembros de la pareja en la tarea de acompañar al bebé en el proceso de dormir, ya que puede ser muy frustrante y cansador.

Lic Giselle Pomés

1 Comentario

Enviar un comentario

Artículos que podrían interesarle