¿Qué es la depresión posparto?

Tras el nacimiento de un hijo es habitual que las madres experimenten una mayor sensibilidad, pero si los sentimientos de tristeza perduran se deriva en una depresión posparto o depresión post-parto.

depresion postparto 2El nacimiento de un hijo o hija representa un enorme cambio en la vida de una persona, moviliza emociones y vivencias muy profundas, confrontándola así con sentimientos muy intensos.

En algunas ocasiones sucede que tras el parto muchas mujeres experimentan sentimientos de tristeza o el también llamado “baby blues”. Esto puede presentarse desde el primer día pero no debería extenderse por más de dos semanas. Es habitual que se experimente mayor sensibilidad o susceptibilidad, por lo que cosas que antes no le afectaban ahora producen llanto. A esto se le suma la falta de sueño, la reorganización de las rutinas familiares y responder a las necesidades de un recién nacido. Sin embargo, es esperable que estos sentimientos vayan pasando en el transcurso de estas primeras semanas del puerperio.

¿Cuáles son las características de la depresión post-parto?

Cuando el malestar se prolonga o se presenta en cualquier momento durante los dos primeros meses tras el parto, entonces podemos estar hablando de una depresión post-parto. Ésta puede caracterizarse por la persistencia en el tiempo de irritabilidad, enojo, ansiedad, tristeza, llanto, dificultades en el sueño, problemas con la alimentación, entre otras cosas.

Es muy difícil poder lidiar con esta vivencia, debido a la culpa que se genera por no sentir solo felicidad, plenitud y satisfacción. Muchas veces el entorno no puede entender que una mujer se sienta de esta forma y suponen que es tan solo un tema de “actitud”. Así se piensa que solo con centrarse en lo positivo del haber tenido un bebé y la voluntad de revertir esta situación alcanza. Es importante reconocer la existencia de estos sentimientos y colaborar para que estos puedan llegar a expresarse, por ello es necesario que las mujeres que transitan está vivencia busquen ayuda profesional lo más pronto posible. Esto es vital no solo por el bienestar de la mujer sino también por la salud del bebé, ya que en algunas ocasiones la depresión posparto obstaculiza el buen desarrollo del vínculo madre-hijo, colaborando con el surgimiento de mayores dificultades en ambos.

Es importante que la mujer que atraviesa por esta situación sepa que no está sola y puede pedir ayuda. Una de las más valiosas enseñanzas que transmite una madre, es la capacidad de dar y recibir cuidado, de dar y recibir ayuda… entonces no nos sintamos mal de buscarla.

Por Lic. Julia Patiño Núñez

Enviar un comentario

Artículos que podrían interesarle