Volver al trabajo después de la maternidad

¿Cómo reordenar las prioridades luego del parto?, ¿cómo prepararse para la vuelta al trabajo después de la maternidad?

En la actualidad, es común que las mujeres, además de ser madres tengan una vida laboral activa. Sin embargo, el hecho de que sea habitual que esto ocurra, no lo hace una cuestión sencilla. Suele suceder que, luego de la maternidad, la mujer se vea en la necesidad de reflexionar sobre cuáles son sus prioridades, y que éstas se vean modificadas en relación a cuáles eran las mismas previo al nacimiento de su hijo/a. Pero ¿cómo reordenar las prioridades?

Será importante que la mujer pueda reflexionar sobre qué lugar ocupa el trabajo o el desarrollo profesional en su vida. Es decir, no es lo mismo si lo que prima es la necesidad económica, si es el deseo de la mujer de contar con independencia económica, si es la pasión por lo que hace, si es la costumbre de haber trabajado toda su vida, entre otras. A lo largo de la historia, el lugar de la mujer se ha ido modificando. Antiguamente, la mujer debía dedicarse exclusivamente al cuidado de sus hijos. Con el tiempo, se ha ido incorporando al mundo laboral, pero no por ello ha dejado de dedicarse a sus hijos. No es para nada sencillo llevar a cabo ambas tareas sin sentir que se descuida una de ellas.

De todas formas, es importante tener en cuenta que, si bienvolver al trabajo despues de ser mama hay cuestiones en las que la mujer no puede ser suplida por un otro, por ejemplo en la gestación o en el amamantamiento, sí puede compartirse la tarea del cuidado del bebé. Por este motivo, y según cuáles sean los deseos de esta madre, será fundamental la ayuda con la que cuenta la mujer para el cuidado del niño. Por momentos se puede tornar más cansador cuidar del bebé que el trabajo mismo, y este puede ser también un motivo válido para desear retomar la actividad laboral. Estar las 24 horas del día con el bebé puede ser muy agotador. Poder contar con el “relevamiento” en dicha tarea es fundamental. Por este motivo, será importante pensar sobre cómo impacta en la pareja el hecho de que la mujer quiera volver a trabajar o necesite de la ayuda del otro en el cuidado del bebé.

Lógicamente, estas prioridades podrán ir sufriendo modificaciones a lo largo del tiempo y a medida que la mujer va atravesando la experiencia. Además, lo que pudo ser útil para una mujer o pareja, puede no serlo para ésta, o lo que pudo ser funcional con un hijo puede no serlo con otro. Nuevamente, lo valioso será entonces, poder reflexionar y reacomodarse a medida que se va transitando este camino de desafíos que son la maternidad y la paternidad.

Por Lic. Luz zaefferer.

Enviar un comentario

Artículos que podrían interesarle